Agorafobia: Miedo a los lugares abiertos


Se define como un miedo persistente, anormal e injustificado a lugares de los que no sea posible huir inmediatamente a un lugar considerado seguro a juicio del enfermo.

La característica principal de la Agorafobia o Trastorno de pánico (TP) es la presencia de ataques de pánico que consisten en ataques inesperados de miedo o malestar intensos en los que la persona experimenta sensaciones corporales intensas (palpitaciones, temblores, sensación de ahogo, mareos, etc.). Estos ataques se inician bruscamente y alcanzan su máxima intensidad en unos pocos minutos. También se acompañan de una sensación de peligro inmediato e inminente y un deseo de escapar.

El TP se acompaña, generalmente, de agorafobia que consiste en la experiencia de intensa ansiedad cuando la persona se encuentra en lugares o situaciones de las cuales sería difícil escapar u obtener ayuda en el caso de tener un ataque de pánico. Esta ansiedad puede llevar a que la persona evite distintas situaciones: salir de casa solo, estar en lugares con mucha gente como campos de fútbol o conciertos, viajar en tren, autobús o coche, pasar por puentes o túneles, etc.

Las personas que sufren TP muestran una preocupación persistente por las posibles consecuencias de los ataques de pánico, por ejemplo, pueden pensar que los ataques de pánico indican la presencia de una enfermedad física, como enfermedades de corazón o tumor cerebral, pese a que se le han hecho pruebas médicas que han descartado cualquier enfermedad física. También pueden pensar que los ataques de pánico indican que se “están volviendo locos” o “perdiendo el control” o que son débiles psicológicamente. Muchas personas que sufren TP normalmente presentan una preocupación que no se centra en ninguna situación específica, por ejemplo preocupación por la salud o miedo al abandono. Además como muchos de los ataques de pánico son inesperados las personas tienen la sensación de que no tienen control sobre los ataques o los síntomas físicos, lo que puede llevar a que se sientas indefensos y desmoralizados (Botella y Ballester, 1997).

Por todos estos problemas que conlleva el TP o agorafobia, se producen cambios importantes en las vidas de las personas que lo sufren:

Problemas en las relaciones sociales con familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc.

Desmoralización. La persona atribuye el problema a una falta de fortaleza o de carácter.

Depresión en un 50%-65% de las personas que sufren TP.

Utilización de alcohol o automedicación para tratar la ansiedad.

Presenta tasas muy altas de comorbilidad con otros trastornos de ansiedad:

-Fobia social 15%-30%

-Trastorno Obsesivo-Compulsivo 8%-10%

-Fobia Específica 10%-20%

-Trastorno de Ansiedad Generalizada 25%

Links:
Asociación Madrileña Contra la Agorafobia:
http://www.amadag.com/






Comentarios:

 




Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.